Teléfono
Líneas bus
3 - 5 - 9 -
Lunes a Viernes
9:00 – 14:00 / 17:00 – 21:00

¿Qué es un punto de gatillo miofascial?

¿Qué es un punto de gatillo miofascial?

Un Punto Gatillo Miofascial es una pequeña área hiperirritable en un músculo esquelético que está asociada con una banda tensa. Este punto sensible puede causar dolor localizado y referido, así como limitar el rango de movimiento.

Normalmente el punto gatillo miofascial (PGM), suele coincidir con la región de placa motora del musculo en cuestión. La placa motora corresponde al área de unión del nervio periférico con el tejido muscular, donde se realiza la neurotransmisión.

¿Qué son los puntos de gatillo?

Los Puntos de Gatillo son áreas localizadas de contracción muscular que pueden generar dolor referido, limitar la movilidad y contribuir a la disfunción miofascial. Estos puntos sensibles, también conocidos como Puntos Gatillo Miofasciales (PGM), se encuentran en músculos esqueléticos y pueden manifestarse como nódulos palpables o bandas tensas.

  • Características clave de los puntos de gatillo:
    • Hiperirritabilidad: Los Puntos de Gatillo son notoriamente sensibles a la presión, y su estimulación puede desencadenar dolor localizado y referido.
    • Dolor referido: Un rasgo distintivo es la capacidad de generar dolor en áreas distantes del punto de origen, complicando a veces la identificación precisa.
    • Contracción muscular: Estos puntos se asocian con contracciones musculares sostenidas, contribuyendo a la rigidez y a la pérdida de flexibilidad.
    • Factores desencadenantes: Lesiones, estrés, malas posturas o sobrecarga pueden activar los Puntos de Gatillo, exacerbando los síntomas.
  • Tipos de puntos de gatillo:
    • Activo: Produce dolor espontáneo y puede afectar la función muscular y el rango de movimiento.
    • Latente: No causa dolor de forma continua, pero puede volverse activo en respuesta a ciertos estímulos, desencadenando molestias.

Factores que contribuyen a la aparición de puntos de gatillo

La aparición de Puntos de Gatillo puede ser influenciada por diversos factores, y comprender estos elementos es crucial para la prevención y el manejo efectivo. Aquí se presentan algunos factores que contribuyen a la formación de Puntos de Gatillo:

  • Lesiones musculares: Lesiones agudas o crónicas en los músculos pueden desencadenar la formación de Puntos de Gatillo. Esto incluye traumatismos, distensiones musculares y otras lesiones que generan tensiones en la musculatura.
  • Sobrecarga muscular: La sobreexigencia o el uso excesivo de ciertos grupos musculares, ya sea por actividades laborales, deportivas o rutinas de ejercicio intensas, pueden contribuir al desarrollo de Puntos de Gatillo.
  • Estrés y tensión emocional: El estrés y la tensión emocional pueden provocar contracciones musculares involuntarias, generando Puntos de Gatillo. El componente psicosomático juega un papel relevante en la aparición de estas disfunciones.
  • Malas posturas: Mantener posturas inadecuadas de forma prolongada puede generar tensiones musculares y contribuir a la formación de Puntos de Gatillo, especialmente en áreas como el cuello, los hombros y la espalda.
  • Desbalances musculares: La debilidad o desequilibrio en la musculatura puede crear tensiones desproporcionadas, facilitando la formación de Puntos de Gatillo. Un desarrollo muscular desigual puede aumentar la carga en ciertas áreas.
  • Falta de actividad física: La falta de actividad física y el sedentarismo pueden debilitar los músculos, aumentando la susceptibilidad a la formación de Puntos de Gatillo. El movimiento regular es esencial para la salud muscular.
  • Mala ergonomía: Entornos de trabajo o de vida con una ergonomía deficiente pueden contribuir a la adopción de posturas incómodas, aumentando la probabilidad de Puntos de Gatillo, especialmente en áreas propensas como el cuello y la espalda.
  • Problemas de salud subyacentes: Condiciones médicas como artritis, fibromialgia o trastornos neuromusculares pueden predisponer a la formación de Puntos de Gatillo.
  • Factores nutricionales: La deshidratación y deficiencias nutricionales, especialmente en minerales como magnesio, pueden afectar la salud muscular y contribuir a la formación de Puntos de Gatillo.
  • Actividades repetitivas: Realizar actividades repetitivas sin descanso adecuado puede generar tensiones musculares acumulativas, promoviendo la formación de Puntos de Gatillo.

Síntomas y señales de los puntos de gatillo miofasciales

Los Puntos de Gatillo Miofasciales (PGM) pueden manifestarse a través de una variedad de síntomas y señales que afectan tanto al área localizada como a regiones distantes del cuerpo. Aquí te presento algunos de los síntomas y señales más comunes asociados con los Puntos de Gatillo Miofasciales:

  • Dolor localizado: Los PGM a menudo generan dolor intenso en la zona afectada. Este dolor puede ser agudo, punzante o pulsante y generalmente se localiza en el punto específico del músculo afectado
  • Dolor referido: Uno de los rasgos distintivos de los PGM es la capacidad de provocar dolor en áreas diferentes de donde se encuentra el punto gatillo. Este fenómeno se conoce como dolor referido y puede dificultar la identificación precisa de la fuente del malestar.
  • Sensibilidad muscular: La presión sobre o alrededor del PGM suele provocar una respuesta dolorosa y una sensación de sensibilidad extrema. La palpación del área afectada puede revelar la presencia de un punto gatillo.
  • Limitación del rango de movimiento: Los PGM pueden causar rigidez y limitar la amplitud de movimiento en las articulaciones circundantes. Esto puede afectar la flexibilidad y la capacidad para realizar ciertos movimientos.
  • Contracción muscular: En la proximidad del PGM, puede observarse una contracción muscular localizada, a menudo acompañada de la formación de bandas tensas que se pueden palpar.
  • Dolor al presionar: La aplicación de presión directa sobre el PGM puede desencadenar o intensificar el dolor. Esta característica es utilizada en la terapia de puntos gatillo para diagnosticar y tratar estas áreas sensibles.
  • Dolor nocturno: Algunas personas experimentan un aumento del dolor durante la noche, lo que puede interferir con el sueño y contribuir a la fatiga muscular.
  • Alteraciones sensoriales: En casos más severos, los PGM pueden causar alteraciones sensoriales como hormigueo o entumecimiento en áreas cercanas al punto gatillo.
  • Cambios en la temperatura de la piel: Se ha observado que la piel sobre un PGM puede experimentar cambios en la temperatura, volviéndose más caliente o más fría que las áreas circundantes.
  • Fatiga muscular: La presencia de PGM puede contribuir a la fatiga muscular persistente, incluso después de actividades leves.

Es importante destacar que la intensidad y la combinación de estos síntomas pueden variar de una persona a otra y depender de la ubicación y la gravedad de los Puntos de Gatillo Miofasciales.

Técnicas de Fisioterapia para Aliviar los Puntos de Gatillo

Técnicas de fisioterapia para aliviar los puntos de gatillo:

  • Terapia manual:
    • Descripción: La terapia manual implica manipulaciones y movimientos precisos aplicados por un fisioterapeuta para liberar la tensión muscular y desactivar los Puntos de Gatillo.
    • Beneficios: Mejora la circulación, reduce la rigidez muscular y restaura el rango de movimiento.
  • Osteopatía:
    • Descripción: La osteopatía se enfoca en la manipulación de tejidos musculares y articulares para mejorar la función general del cuerpo.
    • Beneficios: Facilita la liberación de Puntos de Gatillo al abordar desequilibrios estructurales y mejorar la circulación.
  • Punción seca:
    • Descripción: Se utiliza una aguja fina para estimular y desactivar los Puntos de Gatillo a través de la liberación de tensiones musculares.
    • Beneficios: Alivia el dolor, mejora la función muscular y promueve la recuperación.
  • Terapia Láser:
    • Descripción: El uso de luz láser de baja intensidad estimula la regeneración celular y reduce la inflamación asociada con los Puntos de Gatillo.
    • Beneficios: Alivio del dolor, aceleración del proceso de curación y mejora en la circulación sanguínea.
  • Neuromodulación:
    • Descripción: Técnicas que buscan modular la actividad nerviosa para reducir la percepción del dolor asociado con los Puntos de Gatillo.
    • Beneficios: Control del dolor crónico, mejora en la función nerviosa y reducción de la hipersensibilidad.
  • Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI):
    • Descripción: Se utiliza una corriente eléctrica a través de una aguja para descomponer tejido cicatricial y activar procesos de curación.
    • Beneficios: Rompe las adhesiones, estimula la regeneración del tejido y reduce la irritación en los Puntos de Gatillo.
  • Importancia de Técnicas Invasivas con Ecografía:nLa realización de técnicas invasivas, como la punción seca o la electrólisis, bajo la guía de la ecografía, añade un nivel de precisión significativo al tratamiento de los Puntos de Gatillo. La ecografía permite al fisioterapeuta visualizar en tiempo real las estructuras internas, asegurando que la aguja se coloque de manera precisa en el Punto de Gatillo identificado. Esto no solo maximiza la efectividad del tratamiento, sino que también minimiza el riesgo de lesiones colaterales.

En resumen, estas técnicas de fisioterapia ofrecen enfoques variados pero complementarios para aliviar los Puntos de Gatillo, abordando tanto la sintomatología aguda como las posibles causas subyacentes. La elección de la técnica dependerá de la evaluación individual del paciente y la naturaleza de sus Puntos de Gatillo Miofasciales.

Consejos para prevenir la aparición de puntos de gatillo

Prevenir la aparición de Puntos de Gatillo Miofasciales es fundamental para mantener la salud muscular y prevenir molestias. Aquí te presento algunos consejos prácticos para evitar la formación de Puntos de Gatillo:

  • Estiramiento regular: Incorpora ejercicios de estiramiento en tu rutina diaria para mantener la flexibilidad muscular y prevenir la acumulación de tensiones.
  • Buena postura: Mantén una postura adecuada al estar de pie, sentado y al levantar objetos. La ergonomía adecuada reduce la tensión muscular y previene la formación de Puntos de Gatillo.
  • Ejercicio moderado: Realiza ejercicios regularmente para fortalecer y mantener la salud muscular. Evita la sobreexigencia y da tiempo adecuado para la recuperación.
  • Hidratación: Mantente bien hidratado, ya que la deshidratación puede contribuir a la rigidez muscular y aumentar el riesgo de Puntos de Gatillo.
  • Variación de actividades: Evita actividades repetitivas por períodos prolongados. Realiza pausas y alterna tus actividades para reducir la carga en áreas específicas.
  • Gestión del estrés: Practica técnicas de manejo del estrés, como la meditación o el yoga, para reducir la tensión emocional que puede contribuir a la formación de Puntos de Gatillo.
  • Auto-Masaje: Realiza auto-masajes regularmente para liberar la tensión muscular. Usa herramientas como pelotas de masaje o rodillos para trabajar áreas propensas.
  • Calentamiento previo: Antes de realizar actividades físicas intensas, realiza un calentamiento adecuado para preparar los músculos y reducir el riesgo de lesiones.
  • Almohadas y colchones adecuados: Asegúrate de utilizar almohadas y colchones que proporcionen un soporte adecuado para mantener una buena alineación espinal durante el sueño.
  • Fisioterapia preventiva: Programa sesiones de fisioterapia preventiva para evaluar y abordar posibles desequilibrios musculares antes de que se desarrollen Puntos de Gatillo.
  • Evitar posiciones incómodas: Evita mantener posiciones incómodas por períodos prolongados, especialmente al trabajar frente a una computadora o realizar tareas repetitivas.
  • Entrenamiento de fuerza equilibrado: Desarrolla un programa de entrenamiento de fuerza equilibrado para fortalecer todos los grupos musculares y prevenir desequilibrios que puedan contribuir a la formación de Puntos de Gatillo.

Al adoptar estos consejos como parte de tu estilo de vida, puedes reducir significativamente el riesgo de desarrollar Puntos de Gatillo Miofasciales y promover una musculatura sana y funcional.

Abrir chat
1
¿Necesita ayuda?
¡Hola!
¿Podemos ayudarle?