Teléfono
Líneas bus
3 - 5 - 9 -
Lunes a Viernes
9:00 – 14:00 / 17:00 – 21:00

Podología Deportiva

Podología Deportiva

Los pies soportan el peso de todo nuestro cuerpo y, por tanto, están expuestos a la sobrecarga de simplemente caminar durante el día si, además, practicas deporte habitualmente este impacto se incrementa, sobre todo en deportes de alta intensidad como, por ejemplo, el running. En Clínica Arias somos especialistas en podología deportiva que podemos definirla como la especialidad de la podología que se encarga de tratar todas aquellas lesiones o patologías que encuentren su origen en la práctica deportiva. En esta área nos encargaremos de equilibrar las presiones, evitar la fatiga muscular, así como una excesiva fatiga en ligamentos, tendones y articulaciones, teniendo como fin principal la prevención de posibles lesiones de origen deportivo.

Ventajas del servicio

Entre los beneficios de la podología deportiva encontramos la mejora del rendimiento y la prevención de numerosas lesiones que tengan origen en la biomecánica del paciente, la forma de correr, de caminar, en general su pisada, debido a que estos factores pueden repercutir y ser desencadenantes de diversas patologías.

En este servicio analizaremos el gesto deportivo, valoraremos la higiene postural del paciente viendo si es necesario realizar un programa de estiramientos específicos según qué zonas, así como ofreceremos distintos consejos sobre el uso adecuado del calzado y la prevención de lesiones. En Clínica Arias, somos expertos en distintas áreas todas muy complementadas entre sí, lo que nos permite obtener un diagnóstico y realizar un tratamiento posterior muy completo.

5 preguntas frecuentes y su respuesta
He ido a correr y al llegar tenía ampollas en una zona específica de pie, ¿debería acudir a la consulta?

La aparición de ampollas en los pies se debe a un exceso de carga, a una alteración en nuestra biomecánica a la hora de movernos, a un elemento externo (calcetines, zapatillas, etc.). Debemos analizar cuál de estas puede ser las causas de la aparición de las ampollas para ofrecerte la mejor solución a este problema.

Cuando practico deporte noto dolor en las rodillas, ¿qué debería hacer?

Nuestras rodillas son unas articulaciones de carga con poca capacidad de adaptación ante cualquier sobrecarga o desequilibrio biomecánico, por lo tanto, cualquier alteración en nuestras cargas (una dismetría por ejemplo), en nuestra biomecánica (un bloqueo articular de un cóndilo de la rodilla, por ejemplo), exceso de trabajo de esta área (ante deportes muy exigentes o falta de descanso, por ejemplo), o patología asociada (una tendinopatía, la aparición de puntos gatillos miofasciales, una sinovitis de rodilla, por ejemplo), puede provocarnos un dolor en esta articulación.

Es imprescindible realizar un correcto análisis, tanto de la estructura (pruebas dinámicas de rodilla, ecografía de rodilla, etc.), como de su biomecánica (movilidad de la rodilla, posibles bloqueos, analizar la carga que soporta cada rodilla, etc.)

He sufrido ya más de un esguince en mi vida y siempre practicando deporte, ¿cómo podría ayudarme la podología deportiva?

Sufrir esguinces de repetición en el tobillo podría estar delatándonos una inestabilidad en dicha articulación o en todo el hemicuerpo. Debemos analizar bien el origen de estos esguinces de repetición y valorar cuál puede ser el origen, como, por ejemplo: hiperlaxitud articular y/o ligamentaria del tobillo, debilidad muscular, dolor asociado que genere inestabilidad, dismetrías, mala practica deportiva, alteraciones neurológicas, etc.

Desde que empecé a practicar deporte me duele la espalda, ¿a qué puede deberse?

La relación entre nuestro tronco y miembro superior con nuestro miembro inferior es importantísima. Cualquier alteración en nuestro miembro inferior (dismetrías, lesiones antiguas, posturas o marchas antiálgicas, etc.) tienen gran repercusión en como repartimos las cargas de nuestro cuerpo, en nuestra manera de movernos, e incluso en nuestra propia arquitectura física (posición de la cadera, alteraciones de columna, como escoliosis funcionales, etc), alterando también nuestra musculatura, provocando sobrecargas musculares en ciertas regiones del cuerpo.

Es imprescindible analizar nuestra biomecánica, relacionarla con nuestro gesto deportivo o laboral/postural, y relacionarla con nuestro sistema músculo-esquelético, ante posibles alteraciones (como escoliosis, la presencia de una pierna larga, la aparición de una bursitis, etc.). De esta forma podremos estudiar la relación entre nuestra biomecánica, nuestros miembros inferiores, nuestro tronco y nuestras molestias o problemas.

Desde que me hice un esguince en el tobillo, noto un dolor en esa zona, además de un dolor que se irradia por la pierna, ¿a qué puede deberse?

Una vez sufrimos un esguince, se produce una reacción inflamatoria en la zona, la cual provoca un cambio electroquímico que puede acabar alterando la propia inervación del pie y tobillo, generando dolor. Es muy importante resolver esta situación y no permitir que se cronifique en el tiempo, pues los resultados son mucho más satisfactorios en estadios tempranos de la lesión.

La afectación de un tejido blando (ligamento, cápsula, músculo, tendón, nervio, etc.) que curse con una reacción inflamatoria, puede alterar a la inervación de la región, y dependiendo de la gravedad del caso, esta puede reflejarse en otras regiones, como la pierna, la planta del pie o el dorso de este.

Diferentes tipos de tejido darán distintos tipos de dolor, por lo que es fundamental realizar un exhaustivo análisis sobre el origen de esas molestias mediante distintos test, controles ecográficos, pruebas biomecánicas, etc., para ofrecer los mejores resultados en el menor tiempo posible.

Abrir chat
¿Necesita ayuda?
¡Hola!
¿Podemos ayudarle?