Teléfono
Líneas bus
3 - 5 - 9 -
Lunes a Viernes
9:00 – 14:00 / 17:00 – 21:00

Fisioterapia Geriátrica

Fisioterapia Geriátrica

Envejecer es un proceso natural fisiológico, pero existen formas de prevenir las complicaciones derivadas del mismo. La fisioterapia geriátrica va dirigida a la mejora de calidad de vida de las personas de tercera edad. Este tipo de fisioterapia ayuda a mitigar los síntomas de múltiples patologías, generalmente del aparato locomotor, pero no necesariamente tienen que existir patologías para encontrar beneficio en esta rama de la fisioterapia, sino que también previene la aparición de lesiones, mejora la movilidad y, por tanto, la calidad de vida de los pacientes brindándoles una mejora en su autonomía.

Mantener el cuerpo activo resulta fundamental para esa autonomía que mencionamos, es por ello, que si introducimos una actividad física moderada y guiada por el fisioterapeuta, se podrán ir consiguiendo objetivos de manera que las personas de tercera edad encuentren beneficios tanto a nivel cognitivo como psicomotor, mejorando por ende su autoestima y motivación. Entre los posibles objetivos que se pueden conseguir encontramos algunos como la disminución de posibles dolores que tenga el paciente, la mejora del equilibrio y del control postural, mejorar la capacidad de movimiento, la fuerza y la flexibilidad, así como la sensibilidad y la funcionalidad articular.

Tratamientos más destacados

Terapia manual

Conjunto de técnicas y habilidades, que, mediante el uso de agentes físicos manuales, diagnostican, tratan y previenen lesiones y/o alteraciones del tejido corporal.

Ejercicio terapéutico

Pauta de ejercicios personalizada a cada paciente, con el fin de restablecer la funcionalidad, metabolismo del tejido, independencia del paciente, prevenir lesiones, etc.

Onda corta

Mediante el empleo de un potente campo electromagnético podemos estimular tanto el tejido musculoesquelético, como articular, con el fin de tratar cualquier sintomatología que presenten estos.

Trabajo de rehabilitación del equilibrio y propiocepción

Junto a una pauta de ejercicios terapéuticos, debemos trabajar el equilibrio del paciente, así como su propiocepción, con el fin de ganar autonomía.

Neurodinamia

Especialidad de la fisioterapia encargada de la movilización del tejido nervioso periférico y central, que nos permite mejorar sustancialmente cualquier sintomatología que provenga de dicho tejido.

Preguntas
¿Qué resultados deberíamos esperar al iniciar un tratamiento con fisioterapia geriátrica?

Una vez comencemos el tratamiento con fisioterapia, nos enfocaremos en mejorar los siguientes puntos:

Fuerza muscular, resistencia y fatiga al movimiento, estabilidad y deambulación, equilibrio y base de sustentación, dolor o molestias que puedan presentarse, trofismo de los tejidos, reflejos y propiocepción, prevención de lesiones, reducción de molestias y/o eliminación de estas, prevención de deformidades por deterioro del tejido, etc.

Mi familiar ha perdido mucha masa muscular, ¿es posible volver a ganarla?

Si. Una parte del tratamiento estará enfocada en este punto. Utilizaremos multitud de tratamientos y tecnología para esto, desde la terapia manual, pasando por ejercicios y llegando a la terapia neural para asegurar el correcto funcionamiento de los tejidos, y devolverle al paciente, entre otras muchas cosas, la fuerza y masa muscular.

¿Es posible mejorar el equilibrio o la deambulación en una persona de tercera edad?

Si. Uno de los objetivos primordiales en este tipo de pacientes es devolverles cierto grado de independencia para poder realizar sus actividades de la vida diaria. Para ello, necesitamos trabajar a fondo el equilibrio, entre otras muchas cosas, además de trabajar la musculatura y el sistema propioceptivo.

¿Es posible devolver cierto grado de independencia a una persona de la tercera edad?

Este es uno de nuestros objetivos fundamentales, para ello debemos trabajar multitud de factores, como el equilibrio, fuerza, estabilidad, dolores o molestias que pueda presentar, capacidad contráctil, etc…

Prácticamente, debemos trabajar la totalidad de la esfera que rodea al paciente para poder devolverle a nuestro paciente esa independencia.

¿Es posible reducir los dolores provocados por la artrosis?

Sí. Los dolores provocados por la artrosis, como cualquier otro tipo de dolor, se pueden tratar y mejorar. Para ello dispondremos de multitud de técnicas y tecnología que nos permitirá trabajar la articulación, tejidos circundantes como músculos, tendones, nervios y cápsula articular, como, además, incrementar en la medida de lo posible la estabilidad de la articulación, como la fuerza de la región.

Otros campos de la Fisioterapia y Rehabilitación
Abrir chat
¿Necesita ayuda?
¡Hola!
¿Podemos ayudarle?