Teléfono
Líneas bus
3 - 5 - 9 -
Lunes a Viernes
9:00 – 14:00 / 17:00 – 21:00

Electrólisis percutánea Intratisular (EPI®)

Electrólisis percutánea Intratisular (EPI®)

La Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI®) supone un avance dentro de la fisioterapia invasiva. Esta técnica nos permite producir unos estímulos en el tejido blando (bursa, tendón, ligamento, músculo, nervio, etc.) permitiendo su liberación, regeneración, así como devolverle su funcionamiento normal mediante los estímulos que produce, y/o producir analgesia en el tejido.

Mediante esta técnica, introducimos una corriente galvánica con unos parámetros determinados a través de una aguja de acupuntura, la cual, producirá unos cambios electroquímicos en el tejido, cuyos efectos beneficiosos (antes mencionados), se apreciarán en el paciente casi de forma inmediata.

El estímulo de los tejidos que permite la EPI y sus efectos, asientan principalmente en producir una fase inflamatoria muy pequeña y controlada en el tejido que queremos tratar, lo cual permitirá una fagocitosis y reparación de dicho tejido. Además de estimular ciertos mecanismos sistémicos, antiinflamatorios y analgésicos que se podrán apreciar rápidamente por parte del paciente.

Es una técnica especialmente diseñada para tratar patología del tejido blando, tanto crónica como aguda. En Clínica Arias, en Córdoba capital, somos expertos en la aplicación de la EPI.

Son muchos los pacientes, tanto deportistas de alto nivel, como personas no deportistas, las que han experimentado un cambio significativo en su calidad de vida al poder tratar lesiones que creían ya intratables gracias a esta novedosa técnica.

  • Gracias a la EPI, se reduce en un 80% la necesidad de someterse a una cirugía.
  • Es una técnica que puede aplicarse con multitud de terapias de forma complementaria.
  • La técnica precisa del uso de un ecógrafo con el que poder diagnosticar y dirigir el tratamiento hacia el tejido deteriorado que queremos tratar.
  • Los estudios demuestran que los resultados son muy bien tolerados y mantenidos en el tiempo, teniendo una frecuencia de recaídas muy baja.
  • Los cambios a nivel de “sensaciones” del paciente, calidad de movimiento, molestias y/o dolor, además de la calidad del tejido ante pruebas por imagen, como ecografía, son casi inmediatas (en la misma sesión se apreciará un cambio).

Tratamientos más destacados

Deportiva

La Fisioterapia deportiva es aquella especialidad dirigida a toda la población que practica cualquier tipo de deporte de forma regular.

Ver más >

Post-Quirúrgica

Consideramos indispensable la fisioterapia pre y postquirúrgica de forma que el paciente obtenga una recuperación rápida y efectiva

Ver más >

Geriátrica

La fisioterapia geriátrica va dirigida a la mejora de calidad de vida de las personas de tercera edad.

Ver más >

Neorológica

Se encarga del tratamiento de las lesiones y alteraciones del sistema nervioso central o periférico que afectan al movimiento.

Ver más >

Invasiva

Se conoce como el conjunto de técnicas en las que se emplean una o varias agujas sólidas sobre la piel del paciente

Ver más >

Manual

La fisioterapia manual podemos definirla como el conjunto de técnicas para tratar y evaluar cualquier alteración corporal ya sea articular, muscular o nerviosa.

Ver más >
5 preguntas frecuentes y su respuesta
¿Es dolorosa la EPI?

La EPI, como toda terapia invasiva, puede resultar ligeramente molesta, pero es una molestia totalmente soportable. Depende del área a tratar, del estado de esta, y de la experiencia del profesional. En clínica Arias utilizaremos siempre la ayuda de un ecógrafo de alta resolución para abordar el tejido afectado, reduciendo así el dolor en gran medida.

Tengo una lesión desde hace muchos años, ¿podría mejorar mi dolor y mi movilidad después de tanto tiempo?

El objetivo de la electrólisis es devolver al tejido sus características físicas normales y restaurar su función, por lo tanto, conseguiremos mejorar el estado del propio tejido, pasando de tejido deteriorado a tejido sano, mejorando así su movilidad y función, así como reducir en la medida de lo posible el dolor de esa zona.

¿Tardan mucho los efectos de la EPI en aparecer?

No, los resultados de la EPI se apreciarán prácticamente en tiempo real. En la misma sesión notarás un cambio en la sensación de la zona tratada. Los cambios más importantes aparecerán a medio-corto plazo, es decir, entre 2 días y una semana, siempre dependiendo de factores como el área tratada, el tipo de lesión, el tipo de paciente, etc.

¿Debo complementar la terapia de EPI con otras técnicas y/o tratamientos?

Sí. La capacidad de restauración del tejido que posee la EPI se ve mermada si no combinamos la técnica con un tratamiento fisioterápico y ejercicios adaptados al paciente y su tipo de lesión. Los resultados beneficiosos de la técnica EPI se ven multiplicados si la combinamos con otras terapias físicas, además de ir modulando el tejido y preparándolo para las solicitaciones que requerirá en situaciones reales (gesto laboral, deportivo, etc.).

Sufro de fascitis plantar, pero me da miedo el tratamiento con EPI por el dolor de la terapia, ¿qué puedo hacer?

La técnica EPI, así como cualquier técnica intervencionista en el pie, es comúnmente rechazada por el dolor de la propia técnica, al requerir el uso de agujas en una zona tan sensiblemente inervada como la planta del pie.

En Clínica Arias esto no supone un problema, pues estamos especializados en el abordaje de las lesiones del pie bajo anestesia. De esta manera, lesiones como la fascitis o fasciosis plantar, pueden ser tratadas con sesiones de EPI muy potentes, ya que se realizarán bajo anestesia, convirtiendo una de las terapias más molestas en este campo, en una terapia completamente indolora, con unos resultados espectaculares.

Al no presentar dolor durante la aplicación de la técnica, no nos vemos limitados o lastrados por el dolor del paciente a la hora de proceder abordajes, o a la hora de administrar la corriente galvánica. Eso nos permite abordar la totalidad de la fascia si así lo requiriese el caso, además de poder aplicar cargas de corrientes hasta 100 veces mayores que en un tratamiento convencional, donde el dolor de la terapia limita enormemente los resultados de esta.

En resumen, podríamos decir que, nuestra técnica de EPI bajo anestesia convierte uno de los tratamientos más rechazados por el dolor de la propia técnica en una terapia completamente indolora, y esto nos permite aplicar un tratamiento hasta 100 veces más efectivo que si nos viésemos limitados por las sensaciones (dolor) del paciente.

Gracias a este método, hemos conseguido recuperar a pacientes que habían dado por perdido su caso, o que han sufrido múltiples infiltraciones o cirugías sin resultados.

Los resultados de la técnica, además de ser tremendamente efectivos, se estudiará si el paciente precisa de otro tipo de tratamiento para no volver a recaer en su problema, como un tratamiento fisioterápico a modo de prevención recurrente, el uso de plantillas, o algún tipo de ejercicio, por ejemplo.

Abrir chat
¿Necesita ayuda?
¡Hola!
¿Podemos ayudarle?