Láser en Fisioterapia avanzada.

Láser en Fisioterapia avanzada.
21Oct 2020

En esta entrada vamos a hablar acerca de la terapia láser (laserterapia) como parte de la Fisioterapia avanzada.

En primer lugar, vamos a hacer una breve introducción a la fisiología celular para poder entender la base de la laserterapia y la Fisioterapia avanzada, refiriéndonos a la lesión celular, y a los efectos que conseguiremos con la laserterapia (Parte 1).

Más abajo daremos una explicación más detallada de lo descrito al principio por si nos queda alguna duda (Parte 2).

Terapia láser en rodilla
Terapia láser en rodilla

Introducción al Láser

Dentro de la sociedad actual podemos encontrarla en numerosos sectores, siendo la industria y la Medicina los más destacables. En el mundo de la Medicina, los dispositivos láser suponen un gran atractivo dada su magnífica precisión y la habilidad de curar determinadas lesiones sin necesidad de realizar un tratamiento demasiado invasivo.

En algunos campos de la Medicina, el láser se encuentra completamente integrado, como, por ejemplo, la cirugía o dermatología. También podemos encontrar dispositivos láser en tratamientos de belleza como la depilación láser o tratamientos capilares. Sin embargo, en la rama de Fisioterapia, el uso de láseres de baja potencia para tratar diferentes patologías se encuentra todavía bajo estudio y existe una parte de la población que aún se muestra escéptica ante este tipo de uso láser, sin embargo, cada vez disponemos de más referencias y estudios que sí demuestran la efectividad de terapias que emplean dispositivos láseres y que arrojan algo más de luz a esta tecnología.

Terapia láser en artrosis de cadera
Terapia láser en artrosis de cadera

La palabra LÁSER proviene del inglés “Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation”, que, en español, significa “Amplificación de Luz mediante Emisión Simulada de Radiación”.

La elección de la luz láser para este tipo de terapia se debe a una serie de características que diferencian el haz de luz láser de cualquier otro tipo de onda electromagnética. El éxito de esta terapia, tanto en el alivio como en la total recuperación de las lesiones, depende de manera directa de dichas propiedades, las cuales se enumeran a continuación:

  • Se trata de una luz monocromática.
  • Las ondas del láser tienen un efecto llamado “coherencia” y direccionalidad.

Nota: en este enlace podréis acceder al estudio científico, donde vienen detallados todos los tecnicismos y descripciones a nivel de ingeniería y física que componen este tipo de terapia.

En esta primera parte explicaremos resumidamente lo que necesitamos saber de la terapia láser en Fisioterapia (Parte 1).

Para ello tendremos que comprender unos aspectos sencillos a nivel celular.

En el interior de nuestras células, disponemos de un corpúsculo llamado mitocondria, encargada de fosforilar moléculas de ADP en moléculas ATP, en cuyo proceso, permitimos que tenga lugar otro proceso llamado “fosforilación oxidativa”.

El ATP es la molécula encargada tanto del transporte como de la posterior liberación de energía necesaria para los diversos procesos químicos enzimáticos que se dan en el interior de las células (es como el combustible del cuerpo).

Entre otras muchas funciones, el ATP controlará la respuesta fisiológica del organismo ante los posibles traumas o lesiones que pueda sufrir nuestro aparato locomotor. Esta última función es de gran interés a la hora de estudiar el uso de dispositivos láser en tratamientos fisioterapéuticos.

La lesión celular

Entendemos como lesión celular cuando una célula esta alterada en alguna de sus funciones (por ejemplo, tiene dificultad para producir un proceso químico, o para regenerar la pared celular durante su vida, el tejido en el que se encuentra ha sufrido un daño, etc…).

Por lo tanto, y a modo de ejemplo, si nos encontramos ante un esguince agudo de tobillo, las células que componen el tejido de ese ligamento estarán alteradas por el daño que han sufrido, y posteriormente, si no se controla la inflamación reactiva, sufrirán cambios bioquímicos.

Existen numerosos agentes que pueden dar lugar a una lesión celular:

  1. Hipoxia celular, provocada por una insuficiencia cardiorrespiratoria, una lesión vascular, deportes de riesgo, etc…
  2. Lesión mecánica, debido a determinadas posturas, deportes, movimientos, etc, por ejemplo:
    1. Un guardiacivil encargado de levantar una valla de seguridad 200 veces al día desembocará en una irritación> inflamación del tejido muscular del supraespinoso.
    2. Una persona intolerante a X alimento, pero no lo sabe, puede estar desencadenando un proceso inflamatorio visceral constantemente en su tracto digestivo, dándole sintomatología en algún momento de su vida.
    3. Un esguince, microrrotura muscular, distensión, inflamación tendinosa, traumatismo, golpe, etc…
  3. Agentes físico-químicos, como puede ser el caso de traumatismos o exposición a unas temperaturas extremas.
  4. También pueden tener su origen en la propia genética de la persona.
  5. Problemas alimenticios que originen la falta de algunos de los nutrientes más importantes como por ejemplo vitaminas o proteínas.
  6. Por último, el propio envejecimiento es unas de las principales causas de lesión celular.

Básicamente, cualquier alteración en el organismo, nos afectará a nivel celular.

De modo que, ante una lesión celular, tendremos la siguiente situación:

  1. El proceso de fosforilación oxidativa se ve claramente reducido originando una cantidad de energía inferior.
  2. La producción de moléculas ATP disminuye drásticamente, provocando que las células dañadas recibirán una cantidad de energía mucho menor a la que realmente necesitan, retrasando de este modo cualquier tipo de recuperación.
  3. Por último, aparece un ligero hinchazón en la célula conocido como tumefacción, provocado de forma secundaria por la reducción del proceso de fosforilación oxidativa.

Los efectos de la terapia láser

Dicho lo cual, para poder ayudar a regenerar la zona ante un proceso patológico que nos haya llevado a un estado de lesión celular de un tejido, buscaremos inducir un estado de fotobiomodulación, mediante el que se reactivan las células dañadas. De modo que las mitocondrias vuelvan a los niveles habituales de producción de ATP, haciendo que todo se equilibre y regrese a la normalidad con mayor rapidez.

Laserterapia en espolón de Haglund
Laserterapia en espolón de Haglund
  1. Reducción del hinchazón y edema, además de aumentar el flujo sanguíneo localizado en la zona lesionada. Por lo tanto, tendremos un potente efecto antiinflamatorio.
  2. Efecto analgésico contra el dolor.
  3. Reduce considerablemente el tiempo de recuperación en lesiones laborales.
  4. Reduce considerablemente el tiempo de recuperación en lesiones deportivas.
  5. Estimula actividad del sistema inmune.
  6. Estimulación de colágeno para regenerar heridas.
  7. Mejora la sensibilidad del impulso nervioso.
  8. Elimina o reduce el uso de otros medicamentos mucho más dañinos o nocivos para el cuerpo.
  9. Reduce el “estrés oxidativo” celular, estimulando la producción de ATP por parte de las mitocondrias, esencial para el transporte de energía y consiguiendo así, una regeneración más temprana.
  10. Liberación de histamina, serotonina y bradicinina.
  11. Síntesis de ADN, proteínas, enzimas, etc.
  12. Estimulación del proceso fotoenergético celular y fotoeléctrico intracelular.

Indicaciones de la Terapia Láser

Entonces, ¿para qué está indicada la laserterapia?

  1. Procesos ulcerosos.
  2. Lesiones musculares.
  3. Lesiones ligamentosas.
  4. Lesiones tendinosas.
  5. Lesiones capsulares.
  6. Lesiones óseas.
  7. Alteraciones miofasciales.
  8. Procesos varicosos
  9. Capsulitis
  10. Bursitis.
  11. Fascitis.
  12. Contusiones.
  13. Fibrosis.
  14. Celulitis.
  15. Desgarros tisulares.
  16. Derrames.
  17. Hoffitis.
  18. Espolón
  19. Hematomas.
  20. Esguinces.
  21. Metatarsalgia.
  22. Artritis y artrosis.
  23. Lesiones meniscales.
  24. Traumatismos.
  25. Condropatías.
  26. Etc...

A continuación, haremos una explicación un poco más detallada de la fisiología celular, su alteración ante una lesión, y cómo devolverle la normalidad con la Terapia Láser (Parte 2).

La célula es la base de todo organismo vivo, siendo el elemento más pequeño del cuerpo humano, con autonomía a la hora de desarrollar sus diferentes funciones. Dependiendo de su estructura podemos encontrar células procariotas y eucariotas.

Dentro de esta distinción podemos afirmar que la célula eucariota tiene una complejidad mucho mayor. Su principal característica es su núcleo bien diferenciado gracias a una membrana nuclear que lo separa del citoplasma, el cual cuenta con un amplio número de orgánulos celulares.

Cada uno de estos orgánulos cuenta con una función necesaria para el buen desarrollo de nuestro organismo. Debido a la labor desempeñada en el interior de la célula, podemos asegurar que uno de los orgánulos de mayor importancia es la mitocondria.

Célula eucariota
Célula eucariota

A partir de la oxidación o extracción de electrones de ciertos nutrientes, como pueden ser los denominados carburantes metabólicos (glucosa, ácidos grasos y aminoácidos), la mitocondria se ve envuelta en un proceso exergónico que da como resultado una gran cantidad de energía.

Una parte de dicha energía tendrá como objetivo iniciar un proceso de fosforilación de las moléculas ADP, dando lugar a una molécula de gran relevancia en el transporte de energía en el interior de las células, el ATP o adenosín trifosfato.

Dicha fosforilación puede tener lugar a nivel enzimático (fosforilación a nivel de sustrato), pero el uso más eficiente para la energía liberada por los procesos mitocondriales estriba en suministrar los electrones, procedentes del proceso de oxidación, a la cadena de transporte existente en toda célula, en lo que conocemos como respiración celular. Dichos electrones, mediante el movimiento en el interior de la cadena de transporte, generan la energía que da lugar a la molécula ATP. Por otro lado, se encargan de reducir la cantidad de oxígeno con el objetivo de crear moléculas de agua. Todo este proceso se denomina fosforilación oxidativa.

El ATP es la molécula encargada tanto del transporte como de la posterior liberación de energía necesaria para los diversos procesos químicos enzimáticos que se dan en el interior de las células. Entre otras muchas funciones, el ATP controlará la respuesta fisiológica del organismo ante los posibles traumas o lesiones que pueda sufrir nuestro aparato locomotor. Esta última función es de gran interés a la hora de estudiar el uso de dispositivos láser de baja potencia en tratamientos fisioterapéuticos.

La lesión celular

Entendemos como lesión celular cuando una célula esta alterada en alguna de sus funciones (por ejemplo, tiene dificultad para producir un proceso químico, o para regenerar la pared celular durante su vida, el tejido en el que se encuentra ha sufrido un daño, etc…).

Por lo tanto, y a modo de ejemplo, si nos encontramos ante un esguince agudo de tobillo, las células que componen el tejido de ese ligamento estarán alteradas por el daño que han sufrido, y posteriormente, si no se controla la inflamación reactiva, sufrirán cambios bioquímicos.

Existen numerosos agentes que pueden dar lugar a una lesión celular:

  1. Hipoxia celular, provocada por una insuficiencia cardiorrespiratoria, una lesión vascular, deportes de riesgo, etc…
  2. Lesión mecánica, debido a determinadas posturas, deportes, movimientos, etc, por ejemplo:
    1. Un guardiacivil encargado de levantar una valla de seguridad 200 veces al día desembocará en una irritación> inflamación del tejido muscular del supraespinoso.
    2. Una persona intolerante a X alimento, pero no lo sabe, puede estar desencadenando un proceso inflamatorio visceral constantemente en su tracto digestivo, dándole sintomatología en algún momento de su vida.
    3. Un esguince, microrrotura muscular, distensión, inflamación tendinosa, traumatismo, golpe, etc…
  3. Agentes físico-químicos, como puede ser el caso de traumatismos o exposición a unas temperaturas extremas.
  4. También pueden tener su origen en la propia genética de la persona.
  5. Problemas alimenticios que originen la falta de algunos de los nutrientes más importantes como por ejemplo vitaminas o proteínas.
  6. Por último, el propio envejecimiento es unas de las principales causas de lesión celular.
  7. Etc…

En algunos casos la lesión celular puede llegar a provocar daños de mayor gravedad tachando dicha lesión de irreversible, llegando a originar la muerte de la célula, ya sea por necrosis como apoptosis. Pero en este trabajo nos centraremos las lesiones que sí tienen tratamiento, conocidas como reversibles.

Terapia láser en punto gatillo del músculo oponente del pulgar
Terapia láser en punto gatillo del músculo oponente del pulgar

Para empezar, es importante conocer los efectos que tienen lugar en nuestro organismo cada vez que nuestro cuerpo sufre una lesión celular, provocada por cualquiera de las causas citadas anteriormente. A nivel celular podemos hablar de tres características:

  1. El proceso de fosforilación oxidativa se ve claramente reducido originando una cantidad de energía inferior.
  2. La producción de moléculas ATP disminuye drásticamente, provocando una reacción en cadena muy negativa desde el punto de vista de la rehabilitación, ya que las células dañadas recibirán una cantidad de energía mucho menor a la que realmente necesitan, retrasando de este modo cualquier tipo de recuperación.
  3. Por último, aparece un ligero hinchazón en la célula conocido como tumefacción. Éste viene provocado de manera indirecta por la reducción del proceso de oxidación oxidativa, ya que el número de electrones desplazados durante este proceso también disminuye dando lugar a cambios en la concentración de elementos iónicos que desembocan en la nombrada tumefacción.

Como su propio nombre indica, las lesiones reversibles pueden desaparecer si se consigue eliminar o contrarrestar el estímulo que las ha provocado. Se han realizado numerosos estudios sobre el uso de luz láser de baja potencia con el fin de revertir este daño, obteniendo unos resultados bastante positivos.  

Para obtener los objetivos esperados es necesario seguir una serie de reglas de las que hablaremos en mayor medida más adelante. Algunos de los términos de mayor importancia en el campo de la terapia láser son:

  1. Frecuencia o longitud de onda seleccionada correctamente.
  2. Dosificación, donde podemos hablar de tres parámetros:
    1. Densidad de potencia suministrada.
    2. Tiempo de exposición.
    3. Densidad de energía absorbida.

Esta terapia, a pesar de emplear luz láser, no consiste en generar un efecto térmico para contrarrestar todos los problemas citados anteriormente, sino que se trata de un proceso de fotobiomodulación mediante el cual se reactivan las células dañadas de modo que las mitocondrias vuelvan a los niveles habituales de producción de ATP haciendo que todo se equilibre y regrese a la normalidad con mayor rapidez.

Los efectos de la terapia láser

Efecto biológico

  1. En este sector encontramos mayoritariamente los cambios que podemos apreciar visualmente, una vez que se han recibido algunas sesiones de la terapia. Alguno de los cambios más significativos son:
  1. La reducción de hinchazones o la desaparición de edemas. Esto ocurre gracias al estímulo que supone la terapia tanto sobre el flujo sanguíneo como sobre el sistema linfático. En primer lugar, el aumento de velocidad que produce sobre el flujo sanguíneo da lugar a una más efectiva eliminación de líquidos en la zona donde se encuentra la hinchazón. Por otro lado, el organismo reacciona ensanchando los vasos linfáticos permitiendo así eliminar todas las impurezas que provocan los edemas. 
  1. La cicatrización de las posibles heridas a tratar gracias a una mayor cantidad de colágeno producido por nuestro organismo. 
  1. Además, la terapia tiene un efecto similar al de un analgésico contra el dolor.

Efecto fotoquímico

  1. Estamos posiblemente ante el efecto más importante y necesario para obtener resultados positivos con la terapia. Cuando una célula resulta dañada ya sea por una infección, lesión o por la propia degeneración de la célula durante un tiempo, las mitocondrias reaccionan produciendo óxido nítrico. Dicho proceso desemboca en la reducción de enzima ATP lo que termina conduciendo a la acumulación de oxígeno y al conocido estrés oxidativo.
  1. El estrés oxidativo podemos encontrarlo en procesos inflamatorios y si no se trata, da lugar a la muerte celular.
  1. La aplicación de una cierta dosis de láser frío o de baja potencia (con la densidad de energía y la longitud de onda correctas) estimula las mitocondrias del interior de las células dando lugar a una mayor producción de la enzima ATP, esencial para el transporte de energía. Gracias a la mayor cantidad disponible de esta enzima, las células pueden hacerse con nutrientes de una manera más rápida reduciendo así dicho estrés oxidativo y dando lugar a una recuperación más temprana.
  1. Otros procesos que podemos observar, dentro del efecto bioquímico, son: 
  1. Liberación de histamina, serotonina y bradicinina.
  1. Síntesis tanto de ADN como de algunas proteínas y enzimas.

Efecto fototérmico

Los elementos fotosensibles de la célula reaccionan, ante ciertas longitudes de onda, liberando una cantidad de energía. Por ello se considera un proceso fotoenergético.

Efecto fotoeléctrico

La dosis de luz láser recibida da lugar al movimiento del flujo de electrones en el interior de la célula.

Indicaciones de la Terapia Láser

  1. Procesos ulcerosos.
  2. Lesiones musculares.
  3. Lesiones ligamentosas.
  4. Lesiones tendinosas.
  5. Lesiones capsulares.
  6. Lesiones óseas.
  7. Alteraciones miofasciales.
  8. Procesos varicosos
  9. Capsulitis
  10. Bursitis.
  11. Fascitis.
  12. Contusiones.
  13. Fibrosis.
  14. Celulitis.
  15. Desgarros tisulares.
  16. Derrames.
  17. Hoffitis.
  18. Hematomas.
  19. Esguinces.
  20. Artritis y artrosis.
  21. Metatarsalgia.
  22. Lesiones meniscales.
  23. Traumatismos.
  24. Condropatías.
  25. Etc...
Terapia Láser en patologia de rodilla
Terapia Láser en patologia de rodilla

Sobre el Autor

Clínica Arias

Clínica Arias

También te puede interesar

Deja un comentario

Escríbenos Resolveremos tus dudas