Teléfono
Líneas bus
3 - 5 - 9 -
Lunes a Viernes
9:00 – 14:00 / 17:00 – 21:00

Esguince intercostal, ¿qué es y cuál es el mejor tratamiento?

Esguince intercostal, ¿qué es y cuál es el mejor tratamiento?

El esguince intercostal es un tipo de lesión más frecuente de lo que nos imaginamos. Este proceso clínico cursa con un dolor muy intenso a la palpación en la región torácica (territorio de las costillas), en los movimientos de flexo-extensión del tronco, en las rotaciones del tronco, e incluso podemos experimentar un dolor muy agudo en las respiraciones amplias, donde el tronco se expande por la actividad de los pulmones.

¿Qué es el esguince intercostal?

Un esguince intercostal es una lesión en los músculos o ligamentos que se encuentran entre las costillas. Esta lesión suele ser causada por una lesión traumática, como una caída, un golpe directo o un movimiento brusco. Los síntomas de un esguince intercostal incluyen dolor en el costado del tórax, dificultad para respirar o toser y sensibilidad al tacto.

El paciente que sufre un esguince intercostal suele acudir a nuestra consulta mencionando el dolor tan agudo que presenta en la región torácica, o región costal, pudiendo llegar ese dolor desde la parte baja de la espalda o alta de la espalda hasta la parte de adelante del tronco (región costal). Este paciente también indicará que su dolor abarca toda la región costal, y se incrementa con la respiración, con la tos y con el estornudo. Además, también mencionará que presenta dolor en la región torácica en los movimientos de flexo-extensión y rotación del tronco.

Esta patología pueden originarla diversos factores, como por ejemplo:

  • Traumatismo en la región costal.
  • Alteraciones de la musculatura intercostal como, por ejemplo, puntos gatillo bandas tensas o incluso desgarros musculares de la musculatura intercostal (pequeños músculos localizados entre una costilla y otra).
  • Lesión en el hueso de la costilla, como por ejemplo una fisura en la costilla o directamente una fractura costal).
  • Posturas mantenidas o posturas muy forzadas que puedan hacernos daño en la región torácica. esto es muy frecuente sobre todo en trabajos de construcción o trabajos donde tenemos que realizar esfuerzos muy intensos en unas posturas un poco forzadas.

Tratamiento fisioterapéutico para tratar el esguince intercostal

Lo primero que debemos tener en cuenta es si estamos ante un daño del tejido blando, o si presentamos una lesión en el escueto (la costilla).

Dependiendo de la clínica que presente el paciente realizaremos unas pruebas u otras, pero la prueba estándar para determinar si estamos ante una lesión costal es realizar una radiografía o bien una resonancia.

Una vez localizado el tejido lesionado o alterado, debemos iniciar un tratamiento para trabajar este esguince costal o fisura costal. En caso de existir una fractura costal el tratamiento consistirá en reposo e inmovilización de la región fracturada.

Y si sufrimos una fisura costal o alteración del tejido blando, el tratamiento con fisioterapia consistirá en aliviar la sintomatología del paciente e intentar devolver la normalidad a esos tejidos.

El tratamiento en nuestra clínica de fisioterapia en Córdoba consistirá en:

  • Tratamiento con fisioterapia para aliviar y normalizar toda la musculatura de la región costal.
  • En caso de presentar una fisura en la costilla el tratamiento consistirá en realizar estímulos con tecnología avanzada para acelerar el proceso de cicatrización de esa fisura. Esto podemos conseguirlo, por ejemplo, con terapias de radiofrecuencia, láser de alta intensidad, campos electromagnéticos, hipertermia, etc.
  • En nuestra clínica de fisioterapia avanzada en Córdoba capital también realizaremos un trabajo en toda la musculatura que gobierna la región afectada o sintomática, además de trabajar la inervación de dicha región pues conseguiremos aliviar enormemente la sintomatología del paciente.
  • En Clínica Arias vemos necesario el trabajo conjunto con ecografía para realizar un buen diagnóstico y tratamiento de la región costal.
  • Utilizando un ecógrafo de alta resolución para diagnosticar y tratar la región costal podemos identificar si el problema proviene de un tejido blando por una contractura, un punto gatillo, o bien una lesión de dicho tejido, como por ejemplo, un desgarro de la musculatura intercostal.

Abrir chat
1
¿Necesita ayuda?
¡Hola!
¿Podemos ayudarle?